Piel Seca

La piel seca es causa de un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas que no producen suficientes fluidos para lubricar la piel y proteger contra las pérdidas de agua. Este mal funcionamiento está algunas veces relacionado con una deficiencia de vitaminas y minerales. 

También puede ser el resultado de unas condiciones ambientales excesivamente secas (calefacción o aire acondicionado). Otra causa, mucho menos común es la falta de suficientes grasas en la dieta. La incidencia de este problema se ha incrementado, últimamente, por la polución y el abuso en el uso de jabones y geles.

PREVENCION - Usa una emulsión de aceite y agua día y noche para proteger contra la excesiva pérdida de agua. Esta emulsión actúa atrapando el agua en la última capa de la piel y previniendo así su evaporación. Asegúrate de que tomas suficiente aceite (preferentemente de oliva) en las comidas, idealmente en ensaladas. Incrementa tu ingestión de alimentos ricos en vitaminas A y D. Para ello puedes recurrir a los zumos de frutas, que además te aportan líquidos.

 

CONSEJOS

  • No te laves la cara con jabón
  • No uses productos que contengan alcohol
  • Usa mascarillas hidratantes
  • Bebe más líquidos, sea agua o jugos naturales
  • Usa suplementos nutricionales

Mascarilla hidratante: Licúa 50 gr. de fresas y mézclalas con una clara de huevo y una cucharadita de agua de rosas. Aplicala sobre tu rostro con ayuda de un algodón. Déjala actuar durante una hora. Elimínala con una infusión de manzanilla, tibia. Esta mascarilla tiene efectos sorprendentes.