Nutrición Materna Durante la Lactancia
por el Dr. Diamantino Viegas

INTRODUCCION.
Hay aproximadamente 4.000 especies de mamíferos y todas, producen diferentes tipos de leche, especialmente adaptada a los requerimientos de cada especie, incluyendo los humanos. Lo cual quiere decir que no existe sustituto para la leche humana (o de cualquier otra especie) en forma natural. Los niños deben mamar entre 6 a 12 meses, siendo la única alternativa viable las fórmulas lácteas, no leches animales ni comidas sólidas. Entre las ventajas exclusivamente nutricionales de la lactancia materna para los lactantes (1), se pueden mencionar:
- Bajo contenido de proteínas, por consiguiente, menos carga nitrogenada para el riñon inmaduro.
- Alto contenido de ácidos grasos esenciales, ácidos grasos saturados, trigliceridos de cadena media y colesterol. Los ácidos grasos poli-insaturados de cadena larga (docosahexaecoicos) son conocidos promotores del desarrollo del sistema nervioso central.
- Bajo contenido de Sodio, lo que permite que las necesidades líquidas del lactante sean suplidas solo con la leche ingerida, a la vez que mantiene una carga renal baja en solutos.
- La mayoría de los minerales de la leche materna estan unidos a las proteínas y balanceados, lo que aumenta su bio-disponibilidad. Esto asegura adecuada provisión de Hierro, Zinc y Calcio al lactante, con la mínima expoliación a la madre.

IMPORTANCIA DE LA NUTRICION PREPARTO.
Numerosos estudios epidemiológicos y estadísticos han demostrado que la probabilidad de dar de mamar en forma total es mayor en aquellas madres que tuvieron mayor aumento de peso durante el embarazo y parieron RN de mayor peso. Cuando la madre y el RN son sanos, la lactancia total es suficiente para proveer el crecimiento adecuado y saludable del lactante en los primeros meses de vida, demostrado por comparación con Tablas de Crecimiento de referencia recomendadas por la OMS (2).

EFECTOS DE LA LACTANCIA SOBRE LA MADRE.
Los efectos nutricionales a esperar de la lactancia sobre la madre son la depleción proteino-calórica y la perdida ósea. La nutrición materna adecuada, períodos de destete prolongados y separación suficiente entre los embarazos pueden compensar adecuadamente las perdidas óseas maternas y la depleción proteino-calórica ocasionadas por la lactancia (3).

REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES DE LA LACTANCIA.
La mujer lactando debe mantener una dieta balanceada, que produzca un mínimo de 1.800 Kcal/día. Con esta cantidad de energía es de esperar una perdida de peso mensual de 1 Kg, lo cual no afecta la lactancia (4). En condiciones normales no es necesaria suplementación con vitaminas ni minerales. Una alimentación balanceada es aquella que contiene todos los dias y distribuidos en las diferentes comidas del día, alimentos con alto contenido proteíco (carnes, pescado, aves), panes (preferiblemente integrales o de grano entero), cereales, productos lácteos, frutas y vegetales. La distribución calórica ideal, en una dieta balanceada, sería aproximadamente:
- 40% de los alimentos para carbohidratos: tomados de cereales, tubérculos (papas, yuca, etc).
- 30% de los alimentos para vitaminas y minerales, tomados de frutas y verduras.
- 20% de los alimentos para proteínas y lípidos: carnes, lácteos, aceites.
- 10% de los alimentos para azucares y grasas refinadas: mermeladas, dulces, mantequillas.
Desde el punto de vista técnico, la recomendación clásica para calcular las necesidades de Kcal/día en la mujer lactando, es: 30 Kcal por Kg de peso ideal para la talla, tomando como tal el que corresponde a un IMC=22,5 (mitad entre los valores normales de 20 a 25), y agregar 300 Kcal. La fórmula es:

Kcal/día necesarias = 22,5 x talla (m2) x 30 + 300

donde m2 es la talla en metros de la paciente al cuadrado.

REQUERIMIENTOS ESPECIALES.
  Selenio (Se). Las necesidades diarias de Se son de 10 Mcg-1/día, desde el nacimiento a los 6 meses de edad. Cuando la concentración de Se en la leche materna está por debajo de este nivel, está indicado suplementar a la madre. En madres deficientes, la administración de Levaduras enriquecidas con Se rapidamente aumentan la cantidad y actividad de la enzima Glutation Peroxidasa en sangre y leche maternas, restableciendose niveles superiores a 10 Mcg-1/día de ingesta de Se diarios para el lactante, en pocos dias (5).
   Madres Vegetarianas. Las madres vegetarianas lactando, especialmente si además de carnes tampoco ingieren productos ovo-lácteos, deben ser suplementadas en Hierro, Calcio, Vitamina B12 y Vitamina D (6).

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS.
(1)Jensen RG.: Handbook of Milk Composition. New York, NY: Academic Press; 1995.
(2)Diaz S ; Herreros C ; Aravena R ; Casado ME ; Reyes MV ; Schiappacasse V.: Breast-feeding duration and growth of fully breast-fed infants in a poor
urban Chilean population. Am J Clin Nutr 62: 371-6, 1995.
(3)Kennedy KI.: Effects of breastfeeding on women's health. Int J Gynaecol Obstet 47(Suppl): S11-20, 1994.
(4)Nutrition during pregnancy. ACOG Technical Bulletin Number 179--April 1993. Int J Gynaecol Obstet 43: 67-74, 1993.
(5)Trafikowska U ; Zachara BA ; Wioacek M ; Sobkowiak E ; Czerwionka-Szaflarska M.: Selenium supply and glutathione peroxidase activity in breastfed Polish infants. Acta Paediatr 85: 1143-5, 1996.
(6)Sanders T.: Good nutrition for the vegetarian mother. Mod Midwife 4: 23-6, 1994.