Carta a una futura madre

GABRIELA BOBADILLA
DIARIO DE UN EMBARAZO FELIZ


Hoy has sabido que tendrás un hijo. Pronto verás abultarse tu vientre y tus pechos se prepararán para amamantarlo. Sentirás su calor, percibirás sus movimientos, te darás cuenta de cómo crece lentamente dentro de ti.

Luego se separará de tu cuerpo y será un pequeño ser independiente. Casi te sentirás asustada de esa cosita arrugada que al principio no sabrás ni cómo sostener entre tus brazos.

Poco a poco se desarrollará fuerte y sano. Observarás sus progresos día a día. Cada conquista te llenará de alegría y será un nuevo deslumbramiento. Su primer diente, sus incipientes balbuceos, sus pasos vacilantes.

Todo te parecerá maravilloso, sus gorjeos, sus risas, el contacto de su piel. Le amarás por sobre todas las cosas y vivirás para él con amor y esperanza. Estarás tan unida a él que casi te parecerá imposible que alguna vez se aleje de tu lado. Sin embargo, más tarde o más temprano ese día llegará siempre. Llegará el momento en que te deje, para probar sus propias alas y paradójicamente mientras más lo ames, mejor deberás prepararlo para cuando viva lejos de ti y ya no te necesite.

Te apenará aceptarlo, ya lo sé.

Pero el amor es demasiado hermoso para ser una traba, demasiado grande para convertirse en una barrera.

Déjalo libre, permítele que viva plenamente, no lo sofoques con tu amor, no lo anules con el pretexto de protegerlo, no le limites el vuelo.

Empújalo a ser él mismo, a alcanzar sus propias metas, compréndelo, respeta sus decisiones, y por sobre todo no hagas las cosas por él. No importa que se equivoque porque aprenderá de sus errores.

Muchas veces deberás sofocar tu impulso de abrazarle y Je quitarle todos los obstáculos del camino, pero tienes que prepararlo para afrontar la vida con valor.

No será fácil, bien lo sé. Algunas veces te costará lágrimas dejarlo que se enfrente a dificultades y problemas.

Pero tendrás la más hermosa recompensa: habrás forjado un hombre, y él te amará mucho más justamente por eso.

Ruth de Acevedo

Chile